Vuelta a Collserola Versión 1

Esta ruta es la primera que preparo usando el creador de rutas de Strava que se basa en el histórico de rutas de sus usuarios para sugerirte cuales son los segmentos más populares entre dos puntos dados. Sinceramente, mi experiencia con la herramienta ha sido bastante exitosa.

Como de costumbre, empezamos desde el centro de Sant Cugat del Vallès y nos dirigimos hacia la estación de FGC del centro. Un a vez allí seguimos para cruzar el campo de golf hasta llegar a Can Trabal. En este tramo ya nos adentramos un poco por el bosque. Llegamos de nuevo a una urbanización de la Floresta donde cruzaremos por un puente la vía del tren y luego por debajo la autopista C-16. Ahora ya sí que nos metemos de lleno en el monte.

Continuamos por el Torrent d’en Llobet hasta subir para carenar la Sierra de Can Julià y luego la d’en Rabassa. Es un sendero estrecho y complicado de hacer encima de la bici de subida. Esto nos llevará a la ermita de la Salut, justo al pie del Puig Madrona. Recobrad aire, porque la subida al Puig Madrona es dura. Sabréis que habéis llegado porque arriba hay una torre de vigilancia. Las vistas del Vallès Occidental y la zona del Llobregat valen la pena. La bajada del Puig Madrona se hace por la trialera de la parte trasera. Tened cuidado porque es muy empinada y hay muchas raíces que sortear. Reconozco que yo no conseguí hacerla toda encima de la bici.

Una vez a bajo llegamos (por lo que parece ser una finca privada) a la parte alta de la localidad del Papiol donde se encuentra una peculiar formación geológica llamada las Escletxes (juzgad vosotros mismos…). Continuamos descendiendo un poco más y luego empezamos el segundo ascenso importante de la ruta, eso sí, por una pista bien ancha. El ascenso va desde Sant Bartomeu de la Cuadra hasta la Santa Creu d’Olorda, donde hay un merendero. En este punto podemos coger directamente la carretera de Molins de Rey a Vallvidrera y nos ahorramos un buen desnivel extra, sin embargo yo preferí bajar hasta Torre del Bisbe por camino y reencontrar la carretera en el Coll de les Torres.

Hacemos un pequeño tramo de carretera y luego hay la opción de meternos por un sendero paralelo a la carretera. Yo lo hice, pero no lo recomiendo pues el sendero al final se lía mucho para acabar saliendo en el Collet del Turó de l’Espinagosa por un canalizado de agua de lluvia. Una vez aquí, seguimos un camino que luego se convierte en sendero para ir a buscar la carretera de les Aigües (que no es una carretera sino una pista ancha por dónde pasean todos los deportistas de Barcelona). Seguimos un buen trozo por la carretera cruzando el funicular de Vallvidrera y llegamos más o menos a la altura de donde está el Cosmocaixa.

Salimos de la Carretera de les Aigües por un sendero que sube por la izquierda. Este nos llevará hasta otra pista ancha que va subiendo lentamente (es la última subida dura de la ruta) hasta llegar a la carretera justo debajo del Tibidabo. Bajamos la carretera para enlazar con la carretera de la Arrabasada. La seguimos un pequeño tramo y entramos por la izquierda por el camino que hay donde están las cuatro casas del Coll de l’Erola. Aquí hacemos una subida extra para llegar al Turó de Santa María (¡Ánimos! Ya sé que es duro).

Ahora sí, por fin toca el gran descenso de la ruta. Lo hacemos por una pista ancha que cruza el Portell de Valldaura, por donde pasa la carretera de Cerdanyola a Horta, y llegamos hasta un camino a la izquierda (GR 92) que desciende por la Sierra d’en Ferrer. Se podría hacer todo por el GR pero en mi caso preferí meterme por un sendero a la derecha que baja más rápidamente hasta el Torrent de Sant Iscle. Siguiendo la pista ancha llegamos a Can Catà y luego cogiendo el desvío de la izquierda acabaremos llegando al merendero de Can Coll.

Ahora toca cruzar la carretera de Cerdañola nuevamente y adentrarse de nuevo al bosque para culminar la ruta. Este último tramo es por la zona de Can Codonyers y al principio hay alguna subidas (nada comparado a lo anterior pero duro si uno ya está cansado). Luego se combina senderos con caminos para acabar llegando a Sant Cugat justo por el camino del Pi d’en Xandri. Finalmente, callejeamos para volver al punto de partida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *