Terrassa – Rellinars – Terrassa

Ruta circular en bici que discurre por el parque natural de “Sant Llorenç del Munt i l’Obac” yendo de la ciudad de Terrassa al pueblo de Rellinars y volviendo.

Partimos del parque de “les Nacions Unides en el barrio del “Pla del Bon Aire” de Terrassa en dirección norte hacia el “Parc Audiovisual de Catalunya”. Una vez allí empezamos a subir la “Carena de Can Carbonell” por una pista hasta llegar en un cruce en el que cogemos la pista de la inmediata derecha para empezar a subir por la “Serra del Troncó”. Todo este tramo es de subida intensa y sostenida por lo que se hace bastante duro. Aprovechamos los rellanos para recobrar el aire. Seguimos hasta alcanzar la “Serra de les Pedritxes” donde el pendiente se vuelve mucho más suave. Aprovechad esta zona para disfrutar de las vistas que brinda, pues tenéis en vuestra lejana izquierda la sierra de Montserrat y un poco mas cerca a la derecha “Sant Llorenç del Munt”. Inmediatamente llegamos a una fuerte bajada pavimentada que rápidamente se convierte en una pista sin pavimentar de ligera subida. Esta subida culmina en el punto más alto de la ruta (762m) donde muy cerca se sitúa la “Torrota de l’Obac”.

Empezamos la bajada por la misma pista que de forma intermitente pasa a estar pavimentada hasta llegar a la “Casa Nova de l’Obac”. Para los más hambrientos, deciros que allí hay un pequeño bar/restaurante llamado “la Pastora” donde los transeúntes suelen parar a recargar las pilas. Le damos la vuelta a “la Pastora” para seguir por una pista muy llana y pavimentada llamada “Camí del Serrat dels Ginebres a l’Obac”. Dejamos a nuestra izquierda la “Casa Vella de l’Obac” y finalmente llegamos al “Serrat dels Ginebres”. Aquí empezamos a descender de nuevo por una pista que en algún punto presenta un pendiente considerable. La misma pista llega a hacerse paralela al “Torrent de la Saiola”, un río el cual en nuestro caso, ese día bajaba con un buen caudal de agua. A la altura de la “Font de Carlets” cruzamos el río y luego nos desviamos por un sendero a la derecha que nos lleva de nuevo a cruzar el río una segunda vez. Reconocemos que ese segundo cruce de río llegó a ser un poco aparatoso. Seguimos por una pista paralelos a la Riera de Rellinars hasta llegar al casco urbano de Rellinars, mas o menos a la altura del cementerio. Cogemos la calle de la izquierda pasando por delante de una vieja fabrica y subimos por una pronunciada calle que nos lleva a la carretera principal. En el track cometimos ciertos errores intentando encontrar un bar abierto para reposar y acabamos descendiendo un tramo de carretera innecesariamente. Si queréis hacer la misma parada no cometáis el mismo error. Tenéis el restaurante Rellinars y el “Caliu II” en la misma ruta sin tener que desviaros.

Seguimos subiendo la carretera hasta llegar a la “Plaça de l’Onze de Setembre” dónde abandonamos la carretera por la “Calle de la Vinya” que hay a la izquierda. Esta calle no tiene salida pero a la izquierda sale un pequeño sendero que empieza a ascender. Rápidamente se convierte en una pista que nos lleva a la masía de “l’Alzina”. Rodeamos la masía y seguimos la pista que desciende hasta “Can Còdol” donde empezamos a subir paralelos al “Torrent del Teix”. Momentáneamente pasamos por otra masía llamada “les Vendranes”. Seguimos ascendiendo cada vez con más pendiente hasta llegar en un giro casi de 360 grados. Se puede seguir por esa pista y ahorraros un “hikeabike” que hay si nos salimos de la pista (como hicimos nosotros) por un pequeño sendero que se mete en maleza. Tras cargar la bici por esta indomable pendiente (reto a cualquiera que la suba en bici, pero adelanto que es imposible) llegamos donde se corta la calle del “Roure Montjo” de la urbanización dels Caus. Seguimos esta calle hasta desviarnos a la derecha por un atajo con un fuerte pendiente que nos lleva a la calle de Corba. Esta calle acaba saliendo al tramo final de la carretera de “l’Avinguda de les Alzines” que llega a la “Plaça dels Caus”. Si alguien sigue con hambre, mencionar que aquí hay una asador llamado “el Teix”.

En este punto subimos por el camino de “la Pineda” que básicamente es una calle asfaltada. Seguimos hasta el final de la calle hasta llegar al “Camí de la Carena” sin asfaltar. Este larga pista de entretenido descenso baja por la “Carena de la Pineda” deshaciendo todo el desnivel que habíamos ganado desde Rellinars. Acabamos saliendo a la “Riera de Gaià” que cruzamos para subir hasta el último tramo de la carretera que va de Rellinars a Terrassa, la B-122. Sólo nos falta pasar por debajo de la autopista B-40 para llegar a Terrassa por el barrio de Can Roca. Siguiendo la avenida Bejar llegamos de nuevo en el parque de “les Nacions Unides”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *