Collserola Oeste desde Sant Cugat del Vallès

Ruta pistera y con bastante asfalto que discurre por el sector oeste del parque natural de Collserola. Técnicamente es muy sencilla pero concentra 1000m de desnivel en apenas 40km con lo que hay que estar preparado físicamente.

Se parte de la estación de FGC del centro de Sant Cugat del Vallès en dirección a Valldoreix para coger la carretera que va a la Floresta. Pasando por debajo de la autopista C-16 llegamos a la urbanización de Vallpineda. Aquí seguiremos el GR96 que carena la Sierra de Can Julià y, una vez en pista, llega a la ermita de la Salut. Allí nos desviaremos a la izquierda para coger otra pista que rodea el Puig Madrona y llega al pueblo de “el Papiol” por la zona de “les Escletxes”. Allí se toma otra pista en dirección a la Riera de Vallvidrera que si tenemos suerte y ha llovido en los último días probablemente podamos ver la cascada de agua que hay allí (se escucha perfectamente desde el camino). Seguimos hasta llegar a la urbanización de “Sant Bartomeu de la Quadra” y la cruzamos siguiendo la pista en dirección sur este.

Hay un momento que se llega a una masía llamada Can Bofill en que el camino queda cortado por una puerta, hay que ir por un sendero que queda en la parte superior izquierda. Pronto recuperaremos de nuevo la pista para bajar hasta un lugar enigmático, la fabrica de Cementos Molins. Una antigua cantera de piedra ahora inoperativa y abandonada que nos recuerda un poco a las instalaciones nucleares de Chernobil. Recuperad fuerzas porque ahora llega la subida magna de esta ruta. Es una subida sostenida de casi 300m de desnivel con algunos tramos cuya pendiente te quitan el aliento. Si llegáis arriba encontrareis la carretera de “Molins de Rei” justo en la curva de la “Santa Creu d’Olorda”. Podéis parar a tomar algo en el bar, pero si no es el caso (como los “pros”) seguid por la carretera un buen tramo hasta bajar al Km 4 donde una pista sale por la derecha.

Tras bajar un poco más seguimos la pista por las urbanizaciones de Can Castellví, la Rierada y finalmente Vallpineda de nuevo. Lamento decir que todo este tramo de asfalto está lleno de subiditas que con lo que se lleva pedaleado molestan un poco. Ahora básicamente se vuelve por el mismo sitio. Tomamos la carretera de la Floresta en sentido inverso hasta Valldoreix y luego en vez de ir directamente al punto de partida nos desviamos para llevar nuestra querida bici a lavar en una de las pocas gasolineras de Sant Cugat del Vallès con servicio de lavado a presión. Finalmente llegamos de nuevo a la estación de FGC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *